A partir de los 25 años, la piel empieza a envejecer. La capacidad del tejido conjuntivo para almacenar humedad se reduce y disminuye la producción celular. Aparecen pequeñas arrugas porque las fibras en la dermis pierden su elasticidad, es decir, la tensión del tejido baja a causa de las fibras colágenas. Las consecuencias son más evidentes en la cara donde se producen los famosos surcos nasogenianos, las mejillas flácidas, la papada, las arrugas en la frente y las arrugas finas alrededor de la boca, las mejillas y los ojos.

En el curso del tratamiento, ondas acústicas son introducidas suavemente en el cuerpo a través de la superficie de la piel lo que estimula los fibroblastos en la profundidad a retomar la producción de colágeno y elastina. Esto excita la renovación celular y, a consecuencia, mejora la densidad y elasticidad de la piel y la piel aparece más lisa y firme. Este es un método muy bueno para tratar la piel en la cara y la barbilla.

El método no invasivo es apto para el tratamiento de arrugas de la cara y para reafirmar la piel en el cuerpo, por ejemplo en los brazos, el abdomen y las piernas. El diagnóstico ultrasónico antes y después del tratamiento permite visualizar los cambios.

Rejuvenecimiento facial en Madrid. Centro de estética en el Parque de las Avenidas. Tratamientos de arrugas en Madrid Centro. Bethsabee Belleza Avanzada, tu centro médico estético en Madrid

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted